Skateboard

Vladik Scholz

Vladik Scholz

Vladik Scholz tiene 34 años y es un skateboarder profesional. Para él, su monopatín es su vida. “El momento en que te sale un truco perfecto tras duros intentos es realmente muy satisfactorio”.

Compartir video LinkedIn


¿Por qué el skateboard es tan importante para ti? ¿Qué es lo que te fascina?

¿Se necesita talento o es algo que se puede aprender entrenando duro?

Claramente, ambas cosas: cuanto más talento tienes y más te esfuerzas, más lejos llegas. El talento sin trabajo duro no te lleva lejos. Así pues, además de talento, sin duda hace falta una buena dosis de dedicación para alcanzar el nivel más alto.

También permite conocerte mejor, incluido tu cuerpo. Aprendes a coordinarlo, a lidiar con el miedo, a cultivar la paciencia y la ambición para terminar las cosas.

El deporte consiste en competir, ¿no?

¿Alguna vez tienes la impresión de que tu cuerpo te dice que dejes el skateboard?

Bueno, tengo 34 años y llevo 20 practicando skateboard. No cabe duda de que pasa factura al cuerpo. Cuando eres más joven, no sueles preocuparte por el estado futuro de tu cuerpo. Yo salté grandes tramos de escaleras muy a menudo durante muchísimo tiempo, lo que al final no habrá sido beneficioso para mi estado físico actual. He tenido que aprender a lidiar con las lesiones del pasado y sólo puedo seguir haciendo skateboard sin dolor y a un cierto nivel porque preparo mi cuerpo para ello y también practico otros deportes.

¿El skateboard es un deporte peligroso?

Desde luego que puede ser peligroso; hasta qué punto depende del lugar y del truco que elijas y de lo capaz que seas de evaluar tus habilidades. En última instancia, el nivel de riesgo está en tus manos. Ser consciente de las propias posibilidades ayuda a mantenerse a salvo.

¿Cuál ha sido el mejor momento que has vivido practicando skateboard?

Fue absolutamente único cuando rodamos en el desierto de sal de Bolivia: a 4000 metros de altitud, increíblemente resplandeciente y bajo un sol abrasador, llevábamos máscaras de oxígeno, padecí mal de altura y tan solo estuvimos cuatro días. Pero construyeron el skatepark especialmente para nosotros a partir de bloques de sal, fue muy especial, porque nadie ha vuelto a patinar allí después.

¿Por qué estás estudiando Diseño de Moda y Tecnología al margen de tu carrera en el skateboard?

Todo empezó con el deseo de confeccionar mis propios pantalones. Quería algo diferente de lo que se encontraba en el mercado, en línea con mis preferencias y requisitos. Así pues, aprendí a coser de forma autodidacta y me pareció lógico estudiar el tema para ampliar mis conocimientos sobre diseño de patrones de ropa y todo lo que conlleva.

¿Y cómo encaja eso con el skateboard?

Soy bastante detallista. Por eso quiero expresarme con la máxima perfección posible al practicar skateboard. Aparte del deporte en sí, mi estilo de vestir también forma parte del conjunto. Eso me anima a desarrollar nuevas ideas y a seguir avanzando. Mis dos pasiones se complementan mutuamente.

Tú eres el único que define el nivel de perfección que quieres alcanzar, nadie más.

Si pudieras formular un deseo para el skateboard en general, ¿cuál sería?

Desearía que el skateboard estuviera más integrado en la escena cultural de las ciudades y que no relegaran a los skateboarders a la periferia. En mi opinión, es obvio que forma parte del paisaje urbano. Me encantaría que el skateboard se pudiera integrar en el desarrollo urbanístico en general como ocurre, por ejemplo, en Dinamarca. Por lo demás, el deporte está progresando bastante. Ahora que es una disciplina olímpica, se pueden destinar más fondos públicos a promoverlo, con lo que habrá más skateboarders. Además, durante la pandemia muchas personas han redescubierto las cosas sencillas; en este caso, que solamente se necesita un monopatín.

¿Qué te motiva a subirte al monopatín una y otra vez?

Diferente ADN. Misma actitud.

Este eslogan sintetiza el sentido de la campaña. Hay marcas distintas con antecedentes y orígenes distintos que comparten la misma actitud en relación con los clientes, los desafíos y la calidad. ¿Y quién mejor para personificar la idea de una actitud común que atletas de varios deportes? Todos hacen cosas diferentes, pero muestran la misma voluntad de mejorar. La campaña se basa en esta analogía. ¿Quiere obtener más información al respecto? ¡Clique abajo y decubra la campaña a la campaña!

Más sobre la campaña


Obtenga más información sobre nuestras marcas